Ir al contenido principal

Libros no mendocinos: Dormir al sol, Adolfo Bioy Casares

Nobleza obliga, tengo que deir que nunca había leído a Bioy Casares. No me da vergüenza, sino todo lo contrario, me alegro de haberlo elegido y de poder haber llegado a este libro. En la última edición de la feria del libro de Mendoza, tuve la suerte de comprar muchas obras a muy buenos precios, las que he ido degustando de a poco. Ahora le tocó el turno a esta novela y que no sé por qué estoy reseñando con un poco más de detalle. No voy a ser muy extenso, sólo un par de frases para expresar lo que siento.

A mero modo de resumen: es la historia de un hombre durante una época indefinida (el libro es de 1973, pero puede ser antes), el cual tiene una relación muy particular con su esposa y una mujer que hace las veces de sirvienta en su hogar. Todo fluye con cierta apacibilidad y monotonía, hasta que un día aparece un amaestrador de perros y de pronto el libro toma un curso muy distinto y realmente increíble.

El realismo mágico (porque hasta cierto punto uno entiende que es una ficción regular, pero no lo és), está muy bien manejado. El protagonista piensa mucho, todo el tiempo, piensa en qué es verdad, en qué es mentira, en qué puede pasar si hace algo, si no lo hace, si lo hace otro, piensa en quién es el que tiene al lado, si existe, si es otro. Es un sueño muy bien contado y al leerlo uno se pierde en el sueño, no se puede definir bien qué está pasando, si es que está pasando y cómo carajo fue que la historia llegó a ese punto.

Acá hay un review muy copado del libro, que menciona cosas que yo me fui dando cuenta mientras lo leía: http://viajarleyendo451.blogspot.com/2015/03/dormir-al-sol-de-adolfo-bioy-casares.html

Eso es todo lo que voy a decir del libro, la prosa de Bioy Casares es muy ligera y amigable, así que lo recomiendo.

Saludos!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Gran Match!

Recientemente he podido adquirir (re-adquirir, digamos) una colección de figuritas que tuve la oportunidad de juntar 2 veces en mi vida y que no sé porqué bendita razón no guarde en ambos casos. Me refiero a las gloriosas figuritas "Grand Match": aquellas donde se incluian 20 equipos del fútbol argentino, con 11 jugadores cada uno, pero lo mejor y más maravilloso de esto es que cada jugador era un personaje famoso de tv, cine o el ambiente artístico. Cada figuríta ofrecía la opción de ser recortada y armada como para ser ubicada de manera vertical en una cancha y así poder simular los partidos con los equipos deseados. Despues de googlear un poco (no he encontrado mucha info), me enteré que las figuritas son de 1982 y eso explica a varios de los personajes, ya que en ese momento muchos de ellos tenían gran popularidad (por ejemplo gabi, fofó y miliki). El autor de esta maratónica serie de figuritas fue el maestro Félix Saborido, dibujante de alta escuela y autor de muchas

Mendoza Old Times

Esto es solo una lista de cosas viejas de Mendoza: TAC Banco BUCI Coppelia Supermercados Camenforte Hospital Ferroviario (actual Hospital Universitario) El mississipi en el lago del parque Yogurtime La entrada de Roberto Giordano en el Shopping Las funciones de la siesta del cine plaza, con 2 o 3 pelis Alfajores Ticar Hotel Plaza El lomo loco y el lomo campeón Supermercado Metro Conociendo con Marcelo Romanello Mamaní modal A quién le importa (Oscar López Pájaro, un capo) La galera del mago zinn Axsys Shop Tac Park El Tablao Estación Andes Aquapark Saucelandia Challaolandia y la alfombra mágica (van y vienen) Supermercado Carrousel (donde estaba el shopping) Factory / La Luz Olimpo El Playland de la Galería Piazza Qué viva España Cablín Mendocino con Viviana Vila El Viti Fayad y el logo de una ciudad en flor  Mendo Fax Felipe Bellene, la casa que le conviene Vinos pecarí, el vino que me gusta a mí La jirafa del Zoológico Tarascón al pollo MendoBu

Libros: Redención en un pueblo llamado Aspe

Hace algunas semanas me enteré de que el gran hacedor cultural de Mendoza, Darío "Pela" Manfredi, había escrito un libro. De cholulo que soy, puedo decir que lo conozco, pero lamentablemente no hemos podido compartir más que un saludo o una charla corta, pero me atrevería a decir que él cumplió un sueño, y lo bien que lo ha hecho. Creo que todos en algún momento de nuestras vidas pensamos en escribir algo, corto, largo, de cualquier género, color, forma. Es uno de los mejores legados que puede dejar un ser humano. Yendo puntualmente al libro, no voy a tirar spoilers, simplemente voy a remarcar algunas cosas que me gustaron: primeramente (como diría el gran Diego Araujo), la forma de describir situaciones, escenarios, cualidades, personas y todo eso es genial, me pasó de sentir que estaba en el libro, entendía lo que pasaba como uno más. Después google maps me corroboró todo y me di cuenta de lo maravilloso que es Aspe. Después está la historia en sí, es un relato, hones